viernes, 19 de octubre de 2007

Ante el problema de la falta de alimento de los buitres, el Departamento de Medio Ambiente de Aragón ha duplicado sus comederos.

19.10.2007.



buitres en un comedero

En www.aragonliberal.es

En la actualidad existen 31 puntos, 16 construidos este año, en los que se ha invertido más de un millón de euros, siendo la Comunidad Autónoma que dispone más comederos para aves necrófagas.


Aragón es la Comunidad Autónoma que cuenta con más comederos, frente a los dos que tienen comunidades vecinas como Navarra y la Comunidad Valenciana

Aragón ha duplicado este último año el número de instalaciones de la Red de comederos para aves necrófagas de Aragón y en la actualidad cuenta con 31 puntos de alimentación. El Departamento de Medio Ambiente ha invertido más de un millón de euros en la red, que en 2007 ha tenido un aporte de alimentación que alcanza los 500.000 kilos de carne. Con el impulso dado a la red de comederos, Aragón se ha convertido en la Comunidad Autónoma que cuenta con más puntos de alimentación de toda España, muy por delante de lugares vecinos como Navarra o la Comunidad Valenciana que disponen de dos comederos cada una.

Entre 2005 y 2006 se construyeron un total de siete comederos, mientras que en 2007 han sido 16 las instalaciones construidas hasta ahora. A estos comederos hay que sumar otros ocho que se abastecen de manera específica como puntos de alimentación suplementaria para quebrantahuesos, aunque también son utilizados por otras necrófagas. De este modo, en la actualidad la red de comederos de aves necrófagas en Aragón está constituida por 31 instalaciones, que han supuesto una inversión de más de un millón de euros, ejecutada en su mayoría a través de la empresa pública SODEMASA del Departamento de Medio Ambiente. A ellas habrá que sumar otras 4 instalaciones más, que podrán estar construidas y en funcionamiento a principios de 2008; una de ellas se está construyendo en el término Municipal de Las Peñas de Riglos, financiada a través de un convenio de colaboración con la empresa Grupo NEO Energía.

Otras ocho ubicaciones han sido consideradas como adecuadas para la instalación de nuevos comederos, y se dispone para ellas del acuerdo previo con las entidades locales. Su construcción definitiva, que supondría elevar a más de 40 las instalaciones en todo Aragón, dependerá entre otras cuestiones, de la evaluación del funcionamiento global de la Red Aragonesa de Comederos para Aves Necrófagas (RACAN), que se realizará durante el invierno del próximo año, una vez se disponga de una adecuada serie de datos sobre el funcionamiento de los comederos ahora operativos.

Estos datos sitúan a la RACAN como la red autonómica de comederos de aves necrófagas más importante de todas las establecidas hasta la fecha. Solo Andalucía con una red de 22 comederos (la RACAC) se aproxima al número de instalaciones aragonesas, quedando muy lejos Comunidades Autónomas vecinas como la Rioja (3 comederos), Valencia (2 en Castellón), o Navarra (2). Otras como Cataluña no ha contemplado por el momento la instalación de comederos para aves necrófagas –al margen de los que sí gestionan de manera específica para el quebrantahuesos-, mientras que Castilla-León o las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica comienzan ahora a plantearse este modelo de gestión de la disponibilidad de alimento para ese grupo de aves.

Antecedentes

La puesta en marcha de la RACAN surge para paliar la falta de alimento para las aves necrófagas derivada de la implantación generalizada de los sistemas de recogida de cadáveres en Aragón y en el resto de las CCAA españolas. En aplicación del Decreto 207/2005, el Departamento de Medio Ambiente comenzó ya en 2005 la construcción de los primeros comederos para aves necrófagas. En cumplimiento de dicho Decreto, las instalaciones son gestionadas por el Departamento de Medio Ambiente, aunque la autorización definitiva para su puesta en funcionamiento requiere del informe previo favorable del Departamento de Agricultura y Alimentación como organismo competente en materia de sanidad animal.

En este contexto, la implantación de la RACAN se ha acelerado considerablemente desde su inicio en 2005, gracias tanto a la concienciación e incremento de la colaboración de las entidades locales, como al mayor rodaje de los instrumentos administrativos y económicos que ha puesto en marcha el Departamento de Medio Ambiente, con la colaboración del Departamento de Agricultura y Alimentación en lo que respecta a sus competencias.

Las instalaciones que constituyen la RACAN disponen de un plan de gestión en el que se establece cual es la procedencia y las características de los aportes de comida que se realizan en cada uno de ellos, bien por parte de la empresa pública Sirasa o a través de convenios con mataderos, bajo la supervisión de los Agentes de Protección de la Naturaleza.

Por los datos recopilados hasta ahora, los aportes a las instalaciones de la RACAN durante 2007 se acercan a los 500.000 kg, si bien faltan por compilar aún parte de los datos procedentes de los comederos que se abastecen con restos de matadero. En Aragón existen unas 6.000 parejas reproductoras y, probablemente, del orden de 20.000 ejemplares de esta especie, cifras que convierten a esta especie en el principal usuario de los comederos. No obstante, y como era previsible por el diseño y la ubicación de algunos comederos, la presencia de alimoches y milanos (real y negro) resulta también importante, y se barajan ya ciertas posibles mejoras en los mecanismos de abastecimiento de estos comederos para favorecer a estas especies de menor tamaño y en estado de conservación más precario que el buitre leonado.

No hay comentarios: